Un paso gigante en la lucha contra el SIDA

vih.jpg

La Naturaleza continúa brindando su ayuda a la supervivencia del hombre, a pesar de los ataques que éste le propina a diario.

Esta vez la ayuda proviene del mar. Es que investivadores de la Fundación Oswaldo Cruz de Brasil, considerada uno de los mejores centros de investigación en Salud de América Latina, acaban de anunciar un hallazgo que podría cambiar para siempre la perspectiva que la medicina moderna tiene de una pandemia como el ViH Sida. Una luz al final del túnel…

Se trata de un descubrimiento realizado a partir de algas marinas provenientes del litoral brasileño, capaces de inhibir la transmisión del virus del VIH dentro del organismo humano.

Con resultados que los investigadores calificaron como «excepcionalmente positivos» al parecer estas algas, cuyas denominaciones aún no fueron reveladas debido a que no han sido registradas aún por los autores del descubrimiento, están destinadas a convertirse en el tratamiento más avanzado hasta el momento para esta enfermedad, supliendo a los más novedosos fármacos disponibles y con un bajísimo índice de efectos secundarios, una de las principales preocupaciones sobre los actuales medicamentos.

sida.gif

Los médicos responsables de este hallazgo que conmociona a la comunidad científica por estos días, aseguran que con los derivados de estas algas estamos a las puertas del desarrollo de fármacos que no sólo impedirían la evolución de la enfermedad en personas infectadas, sino que podrían servir de prevención en etapas anteriores.
Se estima que las sustancias descubiertas podrían estar disponibles para el consumo de personas enfermas de VIH a partir del año 2010. No es tanto lo que falta, si pensamos que se trata de una epidemia que asola la Humanidad desde hace varias décadas.