Depilación genital, una tendencia en aumento

pubisdepilacion1.jpg

Lo que hasta hace algún tiempo era casi una actividad exclusiva de las mujeres, en el último tiempo se ha vuelto también una moda entre los varones más “vanguardistas”. Desde la aparición en escena del denominado “metrosexual“, los hombres han comenzado a ver en la depilación una forma de estética e higiene, propia de los tiempos que corren.

Y por supuesto esta tendencia no podía estar alejada de la sexualidad. La depilación, definitiva o no, de los genitales es ya una práctica bastante habitual. ¿Cuáles son sus ventajas? ¿Por qué cada día gana más adeptos?

Algunas mujeres han depilado desde siempre su pubis, total o parcialmente, argumentando mayor estética, comodidad y hasta cierta carga erótica que “enloquece” a los varones. Los psicólogos aseguran que un hombre que prefiere un pubis íntegramente depilado, esconde cierta perversión relacionada con la sexualidad con niñas, pero yo no me atrevería a ir tan lejos.

Los hombres que depilan sus genitales lo hacen apoyados en ciertas pautas, cuya veracidad es motivo de discusión en los círculos masculinos más conservadores. Entre las ventajas que argumentan los defensores de la depilación genital, se encuentran:

  • Higiene
  • prolijidad
  • estética
  • ilusión óptica: la depilación total da apariencia de tener un pene más “largo”
  • suavidad al tacto, etc.

Ciertas o no, estas afirmaciones dejan entrever a un hombre más preocupado por su apariencia exterior, más pendiente de agradar (en este caso a su compañera sexual) y de descubrir nuevas experiencias vinculadas a su propia sexualidad.

Al parecer, las mujeres aprueban este comportamiento y se expresan a favor de un hombre con “menos pelos”. ¿Cuál es tu experiencia?