Qué es la hipersexualidad

psiquiatria

Para algunos el término Hipersexualidad, es poco conocido. La hipersexualidad, fue conocida hasta pocos años atrás, como ninfomanía. Al respecto, de cómo debe definirse, todavía hay desacuerdos entre la comunidad médica, la misma es una adicción,  para otros es un trastorno compulsivo o bien impulsivo, según sea el caso. Para los expertos en sexología, la hipersexualidad no es para nada una adicción.  La misma es un estado de frecuente estimulación visual del individuo que aumenta su deseo sexual, hasta convertirse en una necesidad en torno a la cual comienza a girar su vida.

Ese deseo constante de satisfacerse sexualmente, lo lleva a una autoestimulación que desemboca en el orgasmo y que concluido el acto sexual, puede causarle problemas psicológicos, que alteran su vida y le alejan de la felicidad. Hoy en día, se sabe que la hipersexualidad puede ser causada por varios factores aunque la causa en muchos casos, es realmente desconocida. Algunas situaciones que podrían causar un caso de hipersexualidad, es el consumo de sustancias adictivas así como el consumo de alcohol que alteran el compartimento de los seres humanos. También se considera que algunos trastornos de salud como la bipolaridad podrán ocasionarla.

Algunos expertos consideran que la hipersexualidad, es el resultado de una infancia en que la sexualidad fue reprimida en el niño o el joven. Aunque la hipersexualidad estaría ligada a la juventud y la mediana edad, también puede presentarse en individuos que se encaminan a la pérdida de la juventud y el vigor sexual, que verán aumentar su deseo sexual por esa misma inseguridad que les provoca el sentirse menos atractivos o con vigor sexual.

La hipersexualidad, hace estragos en la vida de quien la padece. Sus intereses se concentran en encontrar el constante satisfactor sexual, ya sea buscando parejas y el sexo con desconocidos, la pornografía, el sexo virtual, los encuentros con prostitutas, y hasta conductas extremas como la zoofilia, entre otras. Cuánto deseo sexual se considera normal, es algo que ni los profesionales de la medicina y psiquiatría pueden contestar con precisión. Cuando el sexo es constante y lleva a la insatisfacción y las conductas sexuales peligrosas, se tiene o se está por caer en un espiral de hipersexualidad, y lo mejor es  buscar ayuda profesional inmediata.