Invisible pero riesgoso

relacion2.jpg

Has iniciado los juegos previos con tu pareja. Besos húmedos, caricias, suaves mordiscos en el cuello.

Comienzan a quitarse la ropa y las caricias se intensifican subiendo la temperatura de la situación. Piensas: si la penetro justo ahora no será necesario un condón, me lo pondré luego… Esta fracción de segundo puede marcar un antes y un después en tu vida…

Sucede que el pene cuenta con un lubricante natural, el líquido pre seminal, que por lo general es incoloro y muchas veces no se percibe su presencia.

Este líquido pre-seminal contiene o puede contener espermatozoides y además de provocar un embarazo no deseado es también un peligroso agente de enfermedades de transmisión sexual.

Es por eso que debes tener en cuenta que el condón debe colocarse antes de cualquier tipo de contacto genital. Incluso si juegas con tu pene (lubricado) en la zona de la vagina, puedes tener consecuencias indeseadas.

Es casi invisible, por eso requiere mayor atención.