Atarse… ¡a una puerta!

¿Has probado alguna vez el bondage? La verdad es que lo de atarse es una técnica que gusta a muchas personas, aunque también es verdad que son muchas las que la miran con cierto respeto y no se lanzan a probar. Entre los extremos, como suele suceder casi siempre en cuestión de sexo, hay mucha gente que tiene sus dudas y que no se atreve a lanzarse por miedo.

Si es tu caso, lo que puedes hacer es iniciarte poco a poco. Y una manera de hacerlo es utilizando esposas en los juegos previos de una manera suave. Por ejemplo, utilizando esposas de peluche en rosa, con estampado de tigre… El hecho de que sean menos agresivas, al menos estéticamente, hace que dé un poco menos de miedo utilizarlas. Por otro lado, hacerlo como parte de los juegos previos es una buena manera de empezar con este tipo de prácticas.

Por supuesto, siempre hay que estar muy de acuerdo con la otra parte de la pareja, ya que estas cosas tienen que estar consesuadas. Para empezar a probar, puedes hacerlo con estas esposas, que son originales porque te sirven para atarte a una puerta y mantener sexo de pie, o recibir todo tipo de caricias y quién sabe… tal vez algo de sexo oral.

Por 27,99 euros puedes hacerte con unas de estas esposas, que están a la venta en Sex Shop Channel. ¿Las quieres?