Disfruta al máximo del sexo con la TAC

Posiblemente, te estarás preguntando qué es eso de la TAC. Se trata de las siglas de Técnica de alineación Coital, que fue desarrollada por Edward Eichel a principios de los años 90 y que parece que se está poniendo de moda. Al menos, varias de mis amigas me han hablado de ella recientemente… El caso es que se trata de una postura muy recomendada para las mujeres a las que les cuesta llegar al orgasmo en la clásica postura del misionero.

Precisamente, se basa en el misionero, pero con algunos cambios (sí, ya puedes respirar con tranquilidad, no hace falta ser un acróbata para poder poner en práctica esta postura):

  • El chico debe doblar las rodillas y colocar su cadera unos centímetros por encima de la chica. Con eso, se consigue que la base del pene quede más ajustada al pubis , con lo que el contacto con el clítoris (que hace llegar al orgasmo a un alto porcentaje de mujeres) es constante.
  • A la hora de la penetración, hay que ser delicados: debe ser suave, con un movimiento lento, eso sí, en esta postura, dirigido por la mujer, que es la que mueve la pelvis a su ritmo, controlando los movimientos para llegar al orgasmo con mayor facilidad.
La clave es mantener la pelvis siempre plana, aunque se pueden hacer movimientos como por ejemplo, rodear al hombre con las piernas. La verdad es que la TAC funciona muy bien y de hecho, son muchas las mujeres que la han probado y que aseguran estar encantadas con ella.
Así que ya sabes, si lo pruebas, y te animas, ¡¡ya nos contarás qué tal la experiencia!!