Antes del sexo anal

El sexo anal es una práctica sexual que no a todo el mundo le gusta, pero lo cierto es que son muchos los que la practican de forma asidua.

Claro, que hay que tener en cuenta que si te inicias ahora en estas artes, es importante que tengas en cuenta una serie de precauciones. Por ejemplo, las relacionadas con la limpieza.

Un supositorio de glicerina puede ser una buena idea, es barato y se compra en las farmacias.  Otra alternativa para la limpieza de la zona es utilizar una “pera” con agua templada y jabón, como por ejemplo, Cusiter, aunque también hay otras fórmulas que combinan jabón más lubricante y que no están mal.

En lugar de la pera puedes optar por una ducha (como la ducha vaginal), con un tubito que se introduce en el ano, para dejarlo todo muy limpio.

Ya nos contarás…

Vía| Orgasmatrix

Foto de Doctora Coty