Qué difícil es hablar de sexo en China…

Desde luego, es de lo más complicado hablar libremente de sexo en China, aunque sea por motivos laborales. Y es que por culpa de la censura, Li Yinhe, que es una de las sexólogas más famosas de China, no puede trabajar con normalidad.

Y es que la censura hace que muchos correos electrónicos en los que escribe palabras como «sexo» (algo muy normal, teniendo en cuenta a lo que se dedica) se bloquean.

Para la sexóloga, esto es una auténtica «neurosis de la censura en internet», en comentarios publicados en su bitácora personal y difundidos hoy en la red.

Ella misma lo explica, hablando de por qué podía recibir pero no enviar emails: «Al otro lado de la línea me respondió una educada voz masculina que me pidió el código de error y lo verificó. Me preguntó, ‘¿puede usted comprobar si sus correos tienen estas tres letras en inglés: S, E y X («sexo»)?. Me quede pasmada y sin palabras».

Y claro, siendo que estaba hablando de publicar la obra del famoso sexólogo alemán Erwin J. Haeberle, es lógico que el sexo estuviera presente.

Pero aún hay más, también se bloquean las palabras hermano y hermana, ya que como ella cuenta: «La mayoría de gente no tiene idea, pero tienen miedo de que la gente hable de incesto entre hermanos y hermanas. Si aceptamos esa lógica, pronto estarán prohibidos los términos madre-hijo, padre-hija, abuelo-nieta… porque puede tratarse de incesto».

¿Qué te parece?

Vía| La vanguardia

Foto de punto de vista