Un sex-shop on line para musulmanes

Pues sí, al parecer a los musulmanes tambiés les gusta esto de los sex shop (no solo a los cristianos…).

Abdelaziz Aouragh es holandés (afincado) y el artífice de esta idea, que se le ocurrió tras hacer una peregrinación a la Meca:  «Incluso cerca de la Ciudad Santa, igual que en otros países árabes, hay un sex shop (…).

Muchos consideran algo así imposible, porque entienden a los musulmanes como enemigos del sexo».

Pero no, de imposible nada. De hecho, él ha abierto el primer sex shop on line para musulmanes. Y por si lo dudas, sí, tiene éxito.

“Nos llegan pedidos y solicitudes de muchas partes del mundo. El interés es enorme». Un éxito que ha cogido por sorpresa a Aouragha, ya que al principio, después de 70.000 clics en una hora, se le quedó pequeño el servidor.

Algunas de las peculiaridades de esta tienda erótica es que los lubricantes y los productos que vende no tienen alcohol ni grasa animal, por lo que cumplen a la perfección con las leyes musulmanas.  «Por supuesto, no hemos utilizado ninguna fotografía con desnudos ni imágenes pornográficas (…) Tampoco en los envoltorios hay imágenes que puedan ofender a nuestra cultura», con lo que el diseño tampoco daña para nada estos preceptos.

Y claro, aunque ha tenido éxito, no todos se lo han tomado bien: «No es raro que hayamos recibido correos electrónicos con amenazas y protestas. Pero sobre todo fue antes de que lanzáramos la web. Algunos se lo habían imaginado de forma totalmente distinta».

El imán Boularia Houari ha hablado de la postura ante el sexo del islam:  «Fuera del matrimonio está prohibido, pero en el matrimonio se fomenta«. Claro, ahí está el problema de la tienda, ¿cómo saber si el que compra está soltero o casado?  En cualquier caso, el responsable es cada uno…

Vía| Diario de jerez

Foto de El-Asira