Sexo realista, a solas

masturbador.jpg

Si piensas en juguetes sexuales, seguramente los que primero acudirán a tu mente son los ya “tradicionales” vibradores, capaces de provocar intenso placer en los genitales femeninos.

Pero un sector del mercado masculino, ha quedado algo relegado en materia de dispositivos para el juego sexual en solitario. Hasta que apareció el “fleshlight“, un singular y muy eficiente masturbador masculino.

Se trata de un dispositivo muy original en su formato y su uso. Su forma cilíndrica es ideal para introducir el pene, pero lo más llamativo es el aspecto de sus “entradas”.

El fleshlight viene en forma de ano o de vagina, con un realismo pocas veces visto. Allí, el varón, puede introducir su pene y sentir como las vibraciones y las succiones secuenciales del dispositivo le conducen al más intenso de los orgasmos.

También está comprobada su eficacia para la ejercitación peneana, es decir el fortalecimiento de los cuerpos y músculos que componen el miembro viril y obtener así erecciones más firmes y prolongadas.