Las mujeres también mienten

fingir.gif

Si socialmente está aceptado que los hombres mienten a la hora del sexo, las mujeres no van en saga. Y el primer ejemplo es el orgasmo fingido, pero no es el único. Las féminas también guardan secretos que contradicen a otras tantas verdades aceptadas como científicas.

Aquí te dejo una breve reseña de las mentirillas más comunes de las mujeres a la hora del sexo:

El tamaño no es importante: si no lo fuera, no habría motivo para mencionar lo «poco dotado» que es aquel compañero sexual en una charla con amigas. Son muchas las mujeres que dan importancia al tamaño del pene y lo relacionan directamente con el placer.

Que sea divertido: es cierto, un hombre con sentido del humor tiene un «plus» a los ojos de una mujer, pero sólo un «plus», bajo ningún punto de vista el carácter divertido es el que determina exclusivamente la preferencias femeninas.

Fingir un orgasmo: personalmente no conozco ninguna mujer que acepte haber fingido placer sin embargo las encuestas aseguran que el 75% de ellas lo hizo al menos una vez y que el 13% lo hace con cierta regularidad. ¡Sinceridad por favor!

Sin fantasías: los más avanzados estudios sexológicos determinan que todas las personas tenemos fantasías sexuales y de las más variadas. La violación, el desconocido, el sadomasoquismo light, son las más populares entre el público femenino.

Y esto no es todo. En sucesivas entradas te contaremos algunas de las mentiras más difundidas entre las mujeres, trampas en las que los hombre suelen caer con gran facilidad.