La cama, vuestro templo

La verdad es que hacer que la química sexual entre una pareja no se apague no es fácil. Y es que el paso del tiempo, la convivencia, los problemas… van haciendo poco a poco mella en las parejas. Pero a pesar de todo, es posible mantener el amor y la atracción sexual a lo largo del tiempo.

Cada pareja tiene sus fórmulas, y yo me comprometo a contaros todas las que encuentre. De momento, me han contado una que me parece una idea estupenda y creo que me la voy a aplicar. Y es que la cama es un lugar bastante propicio para las discusiones, ¿verdad?

Los problemas y los malos rollos del día muchas veces acaban en la cama. Pues nada de eso. Haz un pacto con tu pareja, para que lo único que haya en la cama sean dos cosas: sexo y risas (bueno, y dormir). Aunque al principio os cueste, poco a poco relacionarás la cama con el sexo y con los buenos momentos que pasas en ella.

Y aunque hayas discutido con tu pareja, seguro que en cuanto os metais en la cama, os vienen a la cabeza momentos de lo más divertidos, sensuales y eróticos. Y sin duda, os entrarán ganas de arreglarlo todo. Y las reconciliaciones siempre son estupendas…

Foto de Voy bien