El escarabajo, un pene muy poco apetecible

No es la primera vez que hablamos de curiosidades de lo más llamativas acerca del sexo en el mundo de los animales. Sin duda, hay que reconocer que en muchas ocasiones, las costumbres sexuales de los animales nos parecen de lo más interesantes. En este caso, sin duda, a la que no le debe parecer nada interesante la situación es a la hembra del escarabajo.

Y es que con el objetivo de obtener el mayor partido posible de la cópula, desarrollan órganos sexuales característicos. En este caso, el escarabajo tiene un pene lleno de espinas, gracias al que este insecto consigue que la hembra no se escape durante la cópula. Desde luego, el remedio tiene pinta de ser de lo más efectivo.

Al tener un pene lleno de espinas, puede acoplarse perfectamente a la vagina de la hembra (por cierto, imagino que la cópula será de todo menos agradable para las hembras de los escarabajos, la verdad) y así aumenta la posibilidad en un altísimo porcentaje de fertilizar los huevos. Eso sí, la hembra también se ha adaptado (qué remedio le queda) y ha desarrollado en su vagina una gran fortaleza, para recibir estas embestidas del macho.

Aunque las hembras sobrellevan la situación endureciendo los músculos, también es cierto que el dolor no desaparece. Pobrecillas…

Vía| El mundo