El cerebro y un orgasmo

Un grupo de científicos de la Rutgers University de Newark, en Nueva Jersey, ha realizado una interesante investigación: han detectado el flujo sanguíneo en el cerebro de una mujer cuando tiene un orgasmo.

Para ello, una voluntaria se metió en un escáner de resonancia magnética tapada por una sábana y con la cabeza atada a la camilla. ASí, podía estimular su clítoris para llegar al orgasmo. Ella misma lo comenta: “Komisaruk me dijo que toque mi clítoris con mi dedo índice durante tres minutos, luego que imagine a mi dedo índice haciendo la misma labor por los siguientes tres minutos”.

También le pidieron que hiciera ejercicios Kegel y que levantara la mano para indicar que había alcanzado el orgasmo.

La verdad es que los resultados son muy interesantes. En este proceso, se activaron zonas del cerebro relacionadas con el tacto, la memoria, la sensación de recompensa y el dolor.

Vía| El comercio