Dos sorpresas para tu chico

El otro día hablábamos de los puntos más calientes de los chicos. Pero además de los puntos de los que hablamos, hay otros menos habituales con los que puedes darle una sorpresa a tu chico… A ver qué te parece.

El primero de ellos se encuentra en la zona que está entre el labio inferior y la barbilla, junto en esa curva que hace el labio. Lame muy despacio y mordisquea esa zona para proporcionar un gran placer a tu chico. Es una zona que puede resultar de lo más estimulante.

Dedícale un tiempo en los preliminares, verás cómo le encanta.

La nuez de Adán, esa zona que se encuentra en el cuello de tu chico, es una zona realmente sensible. Roza la garganta de tu chico con los labios y sube tu lengua en movimientos circulares hasta esta zona. Seguro que le encanta.

Prueba con besos delicados, mordisquitos… ¡te pedirá que repitas!

Foto de sexualidad