Baños de vapor… vaginales

La verdad es que resulta realmente curioso descubrir algunas de las técnicas de otros países. Y es en Corea, existe un tratamiento de lo más peculiar: los baños de vapor, pero vaginales.

Es un tratamiento medicinal que llevan muchos años poniendo en práctica. Y ahora, resulta que este tratamiento milenario se está poniendo de moda en los spas más chic. Por cierto, se llama chai-yok.

Se trata de un banco con una abertura sobre la que se sienta la paciente y debajo, se coloca una olla hirviendo de la que sale un vapor de olor acre, que proviene de una infusión de artemisa y ajenjo entre otras hierbas.

Al parecer, las ventajas de este tratamiento tienen que ver con una reducción del estrés, la regulación de los ciclos menstruales, mejora la fertilidad, elimina las hemorroides…

Claro, que se trata de una disciplina que no está probada científicamente, pero que según las personas que lo han probado, es de lo más eficaz.

Vía| Orgasmatrix