A la cárcel por tener relaciones sexuales con un burro

Desde luego, qué cierto es eso de que sobre gustos no hay nada escrito… Y es que lo que a unos no les atrae para nada, para otros puede ser toda una belleza.

Al menos, eso es lo que le debió parecer a Stephen Kipkemoi Rono un burro con el que tuvo relaciones sexuales. El hombre, que tiene dos hijos, se declaró culpable de estos cargos, que es algo que está absolutamente prohibido en Kenia.

La emisora Capital FM explicaba: «Se le acusó de que el 22 de julio, en el poblado de Tebeswet, en el distrito de Narok Sur, había mantenido conocimiento carnal de un animal, en concreto un burro, algo que va en contra del orden de la naturaleza».

Por lo menos, se ha declarado arrepentido, eso sí, las excusas que ha puesto para justificar su acción son un tanto particulares, ya que dijo «que había sido engañado por el diablo, dijo que su mujer le había abandonado y se había casado con otro hombre, por lo que había sufrido una carencia de relaciones sexuales, lo que le condujo al acto».

Pues nada, que puede que la broma le cueste 14 años entre rejas.

Vía| Terra