5 razones por las que el sexo te hace feliz

Hoy día 20 de marzo se celebra el Día Internacional de la Felicidad, un día marcado por la pandemia pero en el que aún se puede hacer ciertas cosas que nos pueden ayudar a sentirnos más felices como ver tu serie favorita, estar en compañía de tu pareja o disfrutar de una buena pizza. Pero, ¿te has preguntado alguna vez por qué, después de un buen orgasmo te sientes como en las nubes?

El próximo 20 de marzo se celebra el Día Internacional de la Felicidad. Quedar a tomar algo con los amigos, sentir la arena mojada bajo los pies en un día de playa, ver tu serie favorita mientras disfrutas de una buena pizza… La felicidad, suele decirse, se compone de estas pequeñas cosas. Pero ¿qué hay del sexo? ¿Te has preguntado alguna vez por qué, después de un buen orgasmo, te sientes como en las nubes?

5 razones por las que el sexo te hace feliz 1

Según expertos de LELO, el sexo no solo nos hace felices, sino que también experimentamos otros efectos positivos donde entran en juego diversas hormonas.

Si quieres descubrir cuáles son las  principales razones por las que el sexo te hace feliz, sigue leyendo porque os dejamos interesantes detalles.

Liberar oxitocina

Al alcanzar el orgasmo se libera esta hormona, popularmente conocida como “la del amor”. La oxitocina recibe este nombre porque hace que nos sintamos más conectados a la gente que nos rodea, además de aumentar la confianza en esas personas. Por este motivo, la liberación de esta hormona te hará sentir más feliz y en conexión con tu pareja cuando llegues al clímax.

Crear lazos

No solo la oxitocina es la encargada de estrechar lazos durante el sexo. Seguro que estás de acuerdo en que, por lo general, los primeros encuentros sexuales con una persona no son siempre los mejores. Cuantos más momentos íntimos hayáis compartido, más os conoceréis y mejor fluirá todo. “Esta es otra de las razones por las que el sexo nos hace felices, ya que nos ayuda a conocer mejor a la otra persona e, incluso, a nosotros mismos”, puntualizan desde LELO.

El sistema límbico de nuestro cerebro libera endorfinas durante el sexo

Entre otras cosas, nos ayudan a aumentar nuestro bienestar, ya que alcanzan los receptores encargados de hacernos sentir placer y satisfacción. Como curiosidad, también hay alimentos relacionados con el aumento de las endorfinas. Un ejemplo es el chocolate, así que quizás sea por eso que muchas personas le atribuyen propiedades afrodisiacas. ¡Sea como sea, una buena sesión de sexo y chocolate es siempre una idea de lo más apetecible!

Relajación

La serotonina es, por excelencia, “la hormona de la felicidad”. “Entre sus funciones, destaca que nos sume en un estado de bienestar y positividad, pero también de relajación”, cuentan los expertos de LELO. Es por ello que, en la gran mayoría de las ocasiones, te encuentras mucho más a gusto y en calma después del orgasmo. Un beneficio relacionado es que dormirás con más facilidad y, al día siguiente, te sentirás mucho más descansado para afrontar el día con energía y una gran sonrisa.

Evadirte de las preocupaciones

No es que el sexo vaya a resolver todos tus problemas, pero sí que ayuda a desconectar de la rutina y las preocupaciones del día a día. Es habitual centrarse en las sensaciones durante las relaciones íntimas o la autoestimulación, enfocando los pensamientos en ese momento tan placentero. Aunque, una vez hayas terminado, vuelvas a la realidad, esos instantes de evasión te habrán servido para descargar tensiones y centrarte en ti durante un rato.