Se esconde en el balcón porque su pareja es insaciable

Aunque para muchos hombres sería todo un paraíso eso de encontrarse con una mujer que no quisiera parar de hacer el amor, la verdad es que cuando le toca a uno en primera persona, la cosa cambia… O al menos, eso es lo que debió pensar el protagonista de esta extraña historia.

Y es que al parecer, un alemán de 43 años conoció a una chica en un bar. Como suele pasar en muchas ocasiones, la cosa se fue complicando y ella le dijo que subiera a su apartamento. Lo que él no podía imaginar es que la noche acabaría con su llamada a la policía.

La cosa iba bien: tuvieron sexo una vez, dos… Pero ella parecía o tener nunca suficiente, y una y otra vez, quería tener sexo sin parar. El hombre intentó marcharse del apartamento en varias ocasiones, pero era imposible, hasta el punto de que ella le bloqueó la salida.

En ese momento, el hombre se asustó y se puso en alerta (algo totalmente normal, por otra parte) mientras las mujer seguía pidiendo sexo sin parar.

Al final, tuvo que salir por un balcón y avisar a la policía. Desde luego, aquí no acaba la cosa, ya que cuando fueron al piso, les propuso a los policías seguir con la fiestecita. La verdad es que este tipo de cosas me dejan con la boca abierta…

La mujer acabó arrestada por acoso sexual, además de por intentar retener al hombre contra su voluntad. En fin, hay que ver la de cosas raras que pasan…

Vía| Pijama Surf

Foto de amenaza barrial