Retiran un himen artificial en China

Para las mujeres chinas, la virginidad es algo muy importante. Y es que desde su punto de vista, ser virgen es un valor fundamental. Por eso, productos como el Virgin Maker tenían tanto éxito. Y es que se trata de un himen artificial con un líquido de un color rosáceo en el interior. Se vendía on line, y era el recurso ideal, elegido por muchas mujeres chinas, para simular su virginidad.

Pues bien, al final ha tenido que ser retirado, puesto que los médicos advirtieron que podría causar gravísimas infecciones.

Además, el himen llevaba un stick que se utilizaba para apretar el chip que, una vez que estaba el aparatito en la vagina y que también se ha retirado. Vamos, que fingir la virginidad les podría salir caro a algunas chinas.

Los vendedores aseguraban que estos pequeños “chips de sangre” podían insertarse con facilidad en la vagina de las mujeres y producir un líquido de color pseudo rojo que haría creer a los hombres que eran vírgenes. Un vendedor de Taobao, la web desde la que se comercializaba este invento, asegura: «Los chips están hechos de colágeno y el colorante rojo natural no daña su cuerpo. Se desprende cuando las mujeres son penetradas. Todo lo que tienen que hacer es ponérselo en el cuerpo y actuar como si fueran vírgenes».

La verdad es que el himen en cuestión tuvo buena acogida, ya que en un mes se vendieron 80. Eso sí, lo mejor de la red es que uno se entera de todo, y no tardaron en aparecer comentarios de todo tipo por parte de las usuarias:

«¡Es un verdadero éxito! Mi novio está muy satisfecho y me llama todos los días»

«La sangre parecía un poco falsa y yo estaba muy nerviosa, pero con poca luz fue todo muy bien».

En fin. Sin comentarios.

Vía| Abc

Foto de El Heraldo