Placer anal masculino…

man

Para iniciar a un varón heterosexual al placer anal debes hacerlo muy lentamente, con mucho tacto (valga la redundancia) porque en nuestra sociedad no está muy bien visto que un varón, bien macho, reciba placer anal.

Debes comenzar aproximando un dedo hacia la zona para ver cómo reacciona, o directamente hablándolo con él. Para iniciar con un dedo, lubricado, y con suaves caricias rodeando el ano, bastará. Más adelante, si le gusta y te pide más, puedes comenzar a utilizar juguetes diseñados especialmente para esta práctica…

varon

Antes de ponerte a planear una penetración de tu hombre con consoladores, bolas anales, plugs anales y vibradores, debes pensara en el Rimming (analingus, estimulación oral-anal), en cierta forma es algo similar al cunnilingus, pero se le puede hacer lo mismo a un chico que a una chica. El placer proveniente de esta práctica suele ser maravilloso.

Desafortunadamente, el beso negro no es una de las actividades más seguras del mundo. Aunque el riesgo de transmisión del VIH es relativamente bajo, hay un alto riesgo de transmisión de hepatitis A, B y posiblemente C, que son enfermedades mucho más comunes que el VIH, así como de parásitos intestinales y otras enfermedades de transmisión sexual.

Por este motivo los fabricantes de accesorios de cocina han tenido el detalle de inventar el papel plástico para envolver (film transparente). Haz lo siguiente: primero aplica un toque de lubricante en su ano, luego extiende un trozo de film entre sus nalgas y ¡…a disfrutarlo! cuando termines enjuágate la boca con algún desinfectante. Estas medidas reducen los riesgos, no los eliminan.

Existen variados lubricantes que puedes utilizar, se consiguen en los sex shop, es muy importante su uso ya que se elimina por completo el dolor y sólo queda el placer, recuerda que los lubricantes basados en aceite, como el infantil, no sirven si vas a usar juguetes ya que el aceite disuelve el látex.

El lugar que debes hallar en tu exploración es ni más ni menos que: la próstata, punto G masculino, tiene la forma de una pequeña nuez, la profundidad varía, algunas las alcanzan con el dedo otras necesitan consoladores. Cuando la encuentres sé delicada, es muy sensible.

Otro día hablamos de juguetes, hay muchos…