Malas excusas para huir del sexo

 

Son muchas las parejas que, con el paso del tiempo, acaban cayendo en la rutina y no disfrutan del sexo con la misma frecuencia ni espontaneidad que en los primeros momentos de su relación.

En esos momentos, no siempre es fácil ser sinceros y se cae en excusas un tanto manidas, que no suelen ser demasiado originales. ¿Reconoces alguna de estas?

  • Estoy cansada: la verdad es que esta es una de las más habituales, y nada más y nada menos que el 52% de las personas han recurrido a ella en alguna ocasión. Claro, que no es razón para no tener sexo. ¿Por qué no empezar con ello nada más llegar a casa? También puede ser una buena idea preparar un baño relajante y después,  comenzar con el sexo.
  • No tengo tiempo para eso: sinceramente, no es una excusa. Y es que si colocamos el sexo en un lugar prioritario, estará por encima de otras cosas, que serán las que se queden fuera, por falta de tiempo. Y es que hay momentos en los que hacer el amor con la pareja es más importante que poner la lavadora…
  • No me gusta mi tripa“: o mi pecho, mis caderas… Los complejos con el propio cuerpo son una de las razones que hacen que muchas personas no se sientan a gusto a la hora de tener relaciones, pero es importante no dejar que ese tipo de cosas ganen la batalla.
Eso sí, lo de “me duele la cabeza” es y será la excusa más típica a la hora de evitar las relaciones, pero los estudios más recientes han desmontado esta excusa, puesto que el sexo produce la emisión de serotonina, que hace que aumente la sensación de bienestar y se reduzca el dolor.

En fin, que sin duda, no hay excusas que valgan y, en el caso de no querer tener sexo, lo mejor es ser sincero y afrontar las cosas de cara.

Vía| El confiidencial