Sexo en el hospital, una nueva terapia

La verdad es que las estancias en el hospital no son precisamente agradables para nadie, pero quizá la cosa sería muy diferente si, en lugar de los hospitales que tenemos, nos ofrecieran algo como esto… Y es que entre las ideas más curiosas que se les ocurren a los chinos, esta es una de las más interesantes…

Y es que el Hospital Songziniao, que se encuentra en la ciudad de Wuhan, tiene una organización de lo más curiosa, con una serie de departamentos que se llaman “pabellones del sexo“. Solo con el nombre, ya te puedes ir imaginando de qué va el asunto.

Estos espacios, que están totalmente amueblados, disponen de todo tipo de comodidades: cama redonda, sofás, pantallas de televisión con vídeos subiditos de tono, juguetes sexuales de todo tipo y libros eróticos.

El precio de estas estancias es de nada más y nasa menos que 880 yuanes, lo que viene a ser unos $140 por noche, lo que no está nada mal teniendo en cuenta que el salario medio en esta zona es de 4.672 yuanes, o lo que es lo mismo, en torno a los 730 dólares.

El objetivo de este hospital es “alentar el embarazo por la pasión inspiradora sexual en los pacientes”, ya que según ellos, tener sexo en estas habitaciones aumenta de manera considerable la fertilidad: “Hoy en día, debido al deterioro del medio ambiente ecológico de China, la gente siente una gran presión por la supervivencia (..) Algunos chinos no entienden el embarazo también es un trabajo técnico”.

Claro, que si es cierto lo que contaba Peng Xiaohui, un conocido profesor de sexo, no es de extrañar que los chinos necesiten tantas cosas para concebir… Y es que según él, tuvo que ayudar a una pareja a que tuvieran un bebé, algo que hasta que lo visitaron era imposible, ya que el hombre confundía el ombligo con los genitales de la mujer.

Vía| Diario Veloz