Lifting genital… estrenando sonrisas

1.jpg

El rejuvenecimiento, reconstrucción o corrección vulvovaginal es un procedimiento médico que debe realizarse únicamente con profesionales de idoneidad comprobada en la técnica.

Por problemas de salud o simplemente por estética puedes recurrir al láser para mejorar tu zona más íntima y recuperar o aumentar en un 95% el placer sexual.

2.jpg

 

El rejuvenecimiento vaginal consiste en una cirugía que puede realizarse con bisturí o láser, siendo este último más acosnsejable ya que hay menor sangrado y el proceso de cicatrización es mejor. Se utiliza para tonificar las paredes que cubren la vagina, la incontinencia urinaria o mejorar el placer sexual.

La vulvovaginoplastía incluye la posibilidad de hacer labioplastía reductora, reducir los labios vaginales menores o aumentar los mayores, en algunos casos porque estos no estan desarrollados adecuadamente. Además de la reconstrucción estética y mejoramiento de las estructuras vulvares dañadas en el parto, algún trauma, la edad y ciertas deformidades congénitas se pueden solucionar con esta intervención.

La Perineoplastía, consiste en retocar la abertura vaginal y las estructuras vulvares flojas o envejecidas.

La Himenoplastía, es la reestructuración del himen (sólo se hace para algunas culturas).

La Lipoescultura del Monte de Venus, es la modificación de esta zona y también de los labios mayores, que pueden haber acumulado grasa.

Estas cirugías se realizan en forma combinada o individual, tienen un coste aproximado de 8,000 euros, y la nueva consideración sobre estas prácticas señala, de manera casi feminista, que no se trata de intervenciones para famosas, ni para seducir o ser mejor apreciada por los hombres… Esta cirugía íntima es para que te sientas bien y para tu goce íntimo personal.