La terapia: un trabajo que nos encamina hacia la felicidad

¿Cuántas veces hemos tenido problemas con nuestra pareja por falta de comunicación? Parece que hoy día nuestro problema es que no nos escuchamos los unos a los otros. Miedos, inseguridades, falta de confianza… un problema que conlleva que haya malentendidos y que cada vez nos sintamos más solos y agobiados por nuestra situación.

Ante esta situación, que puede afectar tanto a nuestro plano profesional como al sentimental y familiar, el trabajo de los psicólogos se hace más necesario que nunca, tanto si decidimos acudir a nivel individual como si apostamos por la terapia de pareja. Sin embargo, un psicólogo no se limita a escucharnos sin más: se trata de un profesional que nos ayuda a superar nuestras limitaciones y nos refuerza en aquellas virtudes que poseemos pero que no hemos desarrollado.

Se trata de un trabajo mutuo que nos ayuda a enriquecernos y que nos da la clave para evolucionar, a dar ese paso que nunca terminamos de dar. Por ello, cada vez tienen más importancia dentro de la sociedad y acudir a su consulta ya no es síntoma de estar loco. Sólo significa que sabemos que hay algo que no marcha y necesitamos ayuda.