Playboy 3D es amor y autoayuda

Este viernes 25 de marzo, dentro de la programación de Digital+, a través Canal + 3D, estrenará Deseos verdaderos, un mediometraje producido por la división latina de Playboy que se diferencia del resto por que se ha rodado expresamente en 3D, algo totalmente novedoso dentro del entretenimiento para adultos.

Unos pocos tuvimos la oportunidad de disfrutar del preestreno y de comprobar qué se sentía al ver contenido erótico en tres dimensiones. Hubo reacciones para todos los gustos: desde los que se sintieron defraudados porque todo se quedaba en la insinuación y los que quedaron bastante satisfechos, pues se esperaban una sesión de porno y no fue así. Entonces, ¿qué pasó? En síntesis: Playboy en 3D es amor y autoayuda.

El problema de base es el desconocimiento de qué es Playboy dentro del entretenimiento para adultos. Aparte de su conocida publicación mensual, Playboy es erotismo de consumo fácil, para todos los públicos: puede provocar algún sonrojo, pero no resulta violento ver sus imágenes. Después de haber visto varios de sus programas, la conclusión que sacas es que al universo del conejito lo que le interesa principalmente es mostrar mujeres hermosas, de forma sugerente, con su dosis de erotismo. Sí, hay imágenes llenas de ropa mojada, labios entreabiertos, fresones juguetones y talleres y graneros como escenarios propios de lo erótico, pero no traspasa el límite que lo convertiría en un documental de naturaleza y de los ritos de apareamiento del homo sapiens sapiens.

Fiel a esa idea, Deseos verdaderos nos cuenta una historia de amor, al fin y al cabo, en la que se te invita a que descubras lo que de verdad quieres y lo cumplas, a través de unas máscaras, dentro de una fiesta de un excéntrico millonario: has de reconocerlo y actuar en consecuencia, cumplir con lo que tú deseas y no con lo desearían otros de ti. De esta manera cumple con su cuota de autoayuda, porque aquél que cumple con ellos acaba siendo feliz.