El Sida tendría 124 años de antigüedad

sida.jpg

La teoría que ubica la aparición de las primeras cepas de VIH en la década de los años 30 parece que ha sufrido un fuerte revés.

El protagonista de este cambio de visión respecto de una de las pandemias más terribles de nuestro tiempo es un estudio realizado por la Universidad de Arizona (USA) que demostraría que la cepa más extendida comenzó su dramática difusión entre 1884 y 1924 coincidiendo con la aparición de los primeros centros urbanos en la región centro-oeste de África.

Complejos métodos y tecnologías de medición celular parecen confirmar estos hallazgos que darían un vuelco importante en la determinación de los orígenes de esta enfermedad de propagación global.

El estudio demuestra además que el VIH/Sida se ha extendido mucho más allá de los grupos de riesgo identificados en una primera ocasión como “exclusivos” y que los índices son alarmantes: entre hombres homosexuales el crecimiento de infectados se ha multiplicado por 8 en tan sólo 2 años, las mujeres en edad fértil han duplicado la tasa de infección anual en sólo una década y únicamente en China se contabilizan más de 700,000 personas portadoras de la enfermedad.

Las organizaciones internacionales tanto gubernamentales como no gubernamentales continúan en una carrera contra el tiempo buscando una posible solución a un flagelo que parece crecer desenfrenadamente, especialmente en aquellos países cuyas posibilidades sanitarias y educativas son escasas.