Masturbación femenina, un tabú vigente

masturbacionfemenina.jpg

La masturbación siempre fue “justificada” para los varones, pero nunca gozó de prestigio si se habla de “masturbación femenina“. En cualquier caso, el autoerotismo es una búsqueda válida de placer y un camino hacia el descubrimiento de la propia sexualidad.

¿Por qué la masturbación femenina se considera “anormal”? ¿Cuáles son los beneficios de masturbarse?

Además del placer auto provocado, la masturbación produce una serie de beneficios en la salud física y psicológica de quien la practica:

  • disminuye el estrés
  • es un ejercicio en el que se queman muchas calorías
  • favorece la imaginación y la fantasía
  • ayuda a descubrir las zonas erógenas del propio cuerpo
  • favorece la aceptación de la sexualidad y de las características físicas
  • produce una intensa relajación
  • aumenta la oxigenación en la sangre

Tanto hombres como mujeres practican la masturbación desde tiempos inmemoriales. Las culturas modernas, más enfocadas en los estereotipos, encasillan a la mujer en su rol pasivo de madres o esposas, y no contemplan la idea de una mujer apasionada, deseosa de vivir a pleno su sexualidad.

Aunque se avanza lentamente en estos caminos, aún falta mucho por recorrer. Es importante no aceptar estos condicionamientos sociales y entregarse sin culpa a la búsqueda personal de aquello que nos provoca placer.

La masturbación no necesariamente es una práctica en solitario. También puede realizarse en compañía de una pareja sexual, y será altamente beneficioso para la comunicación erótica de la pareja al tiempo que les permitirá descubrir mutuamente nuevas e inexploradas formas de placer compartido.