Una sex shop holandesa y sus preservativos pontificios

De Condoomfabriek (o lo que es lo mismo, La fábrica del preservativo, una sex shop holandesa) tiene muy claro cómo hacer para llamar la atención acerca del problema de las enfermedades de transmisión sexual y los embarazados no deseados, cosas que pueden evitarse con el uso de los preservativos, algo que el Vaticano condena frontalmente.

Y desde luego, la idea es llamativa. Y muy polémica. Y es que no se les ha ocurrido mejor cosa que distribuir unos 2.000 preservativos “pontificios”. 

El caso es que el envoltorio de los preservativos en cuestión lleva la silueta de un papa muy muy parecido a Benedicto XVI, el actual Papa.  Bueno, eso y este slogan: “¡Yo dije NO! Nosotros decimos SÍ”.

Aunque claro, creo yo que el slogan es casi lo de menos, después de ver la silueta del Papa (o de su doble, pero vamos, que se capta el concepto) en el envoltorio de un preservativo. Por supuesto, la polémica está servida. Pero claro, al fin y al cabo, eso es lo que se buscaba, ¿no?

Vía| CAdena ser

Foto de Aeromental