Una niñera a favor de las luchas sexuales

frandrescher.jpg

Nunca sabremos muy bien por qué, pero a lo largo de la historia del espectáculo mundial han habido figuras que sin proponérselo (al menos concientemente) se han convertido en íconos de diferentes reivindicaciones sexuales.

Tal es el caso de Fran Drescher, la popular “Nanny” de la serie americana de Sony. Devenida en ícono gay, la actriz redobla la apuesta con afirmaciones que confirman su status de “reina” para muchos sectores activistas sexuales.

En declaraciones recientes, Drescher ha manifestado su interés por luchar contra la enmienda 8 del estado de California que impide el casamiento entre personas de un mismo sexo.

La actriz afirmó: “soy una ferviente defensora del “sueño americano” que establece la tolerancia a la diversidad y que separa de manera contundente a la Iglesia del Estado. La esencia del ser americano implica el respeto por las decisiones de las personas en el marco de su libertad, y si tú prefieres vivir aferrado a antiguas creencias religiosas, USA es el lugar equivocado para tí”

Luego añadió: “reducir todo el asunto a la sexualidad de una persona es tener una mente muy pequeña. No se trata de homosexuales o heterosexuales, se trata de personas que se encuentran en el amor y desean compartir sus vidas. El Estado debe garantizarles ese derecho…”.

La comunidad gaylesbica de numerosos países se mostraron encantados con las declaraciones de la popular actriz que aseguró continuará defendiendo las libertades individuales sin temor a que la gente juzgue su actitud en extremo liberal.

Una lucha inexplicable a la altura de la historia, puesto que el respeto por derechos de esta naturaleza debieran estar fuera de toda discusión.