Una buena postura para alcanzar el orgasmo

Pues aquí la tienes. Se trata de la conocida postura del perrito, en la que el hombre penetra a la mujer desde atrás, y que es una de las mejores posturas para que la mujer alcance el orgasmo. La verdad es que permite alcanzar el punto G y además, la penetración es bastante profunda.

Por otra parte, el roce con la pared vaginal es muy intenso. Todo ello hace que se trata de una combinación perfecta en el camino al orgasmo.

Y todo eso, sin contar los extras, ya que el hombre desde atrás puede estimular manualmente los pechos, muy sensibles, o el clítoris, para que la mujer llegue al orgasmo.

Y otra posibilidad es que sea la propia mujer la que se estimule mientras es penetrada, una combinación que augura un éxito absoluto. ¿Te animas a probar? Y así nos cuentas…

Foto de Kamasutra