Un sex shop frente a un colegio

 

¿Qué pensarías tú si cerca de la puerta de entrada del colegio de tus hijos, sobrinos y demás hubiera un sex shop? ¿Te daría igual o lo considerarías un auténtico desastre? Algo así le ha sucedido a la tienda 1969, situada en la calle Saint Martin, en el número 69 (también es casualidad, ¿no?), una tienda erótica que hasta ahora, no había tenido problemas de ningún tipo.

Pero el año pasado, dos asociaciones católicas le pusieron una demanda, ya que está cerca de un colegio. Las love shops, como llaman los franceses a este tipo de tiendas, que no es tanto un sex shop tradicional como una tienda erótica, no les parecen el tipo de tienda más adecuado para estar frente a un colegio. Y la cuestión es que además de la demanda, solicitaban una indemnización por daños y perjuicios.

El abogado de la defensa lo tiene claro: “Ningún niño se ha quejado nunca, ni tampoco sus padres, ni el sacerdote de la iglesia que está frente a la tienda”. Al final, el Tribunal de París decidió aplicar la ley del 2007,según la que los juguetes sexuales (son objetos pornográficos. Por ello, el dueño de la tienda tuvo que pagar la cantidad simbólica de 1 euro a las dos asociaciones.

Richard Malka, abogado, aclara: “El juicio se convirtió en algo simbólico que plantea un debate en nuestra sociedad. Ya no estamos viviendo como lo hacíamos durante los años que siguieron el 68, sino que hay un regreso hacia cierta moralidad”. Por cierto, sí, el dueño de la tienda decidió cerrar.

Vía| BBCç