Un programa en el que sus participantes subastarán su virginidad

Parece que ser virgen se ha convertido en una auténtica inversión… Ahora, se ha creado un nuevo reality (de la mano del cineasta Justin Sisley) en el que las participantes conseguirán un premio en metálico, dependiendo de lo que quiera pagar el público por su virginidad.

Como era de suponer, se ha formado un revuelo más que importante, aunque lo cierto es que ya hay muchas jóvenes en Internet que subastan su virginidad al mejor postor.

Para poder participar en el programa, hay que ser mayor de 16 años y por supuesto, virgen (esperemos que ninguna recurra a un himen artificial, por ejemplo) y en el Telegraph se cuenta que ya existen tres candidatos.

Atención a lo que dice una de las participantes: “Técnicamente, estoy vendiendo mi virginidad por dinero, lo que se podría llamar prostitución. Sin embargo, no va a ser algo normal así que en mi cabeza puedo justificar que no voy a convertirme en prostituta”.

Pero no, no se trata solo de chicas, también un chico asegura que quiere participar en el reality para “conocer gente”. Pues no sé yo… ¿no le vale con apuntarse a un club?

El premio para el ganador será de 15.000 euros más un 90% de la puja que resulte ganador. ¿Y el otro 10%? Pues irá a parar a un burdel en el que se acoge el encuentro. Desde luego, la ambientación en un burdel yo creo que ya dice bastante.

Para las autoridades australianas esto es “absurdo, ridículo y desagradable” y de hecho, ha tenido que trasladarlo a las Vegas.

Vía| Xornal

Foto de esmas