Un pene que mide 65 metros

Nada más y nada menos que 65 metros, que se dice pronto… Pero claro, no se trata de un pene de una persona, como es evidente, sino de un grafitti. Eso sí, no es un grafitti cualquiera, sino uno que ha ganado un premio. Es obra del grupo de grafiteros rusos Voyná, y lo han colocado en un puente levadizo de San Petersburgo. La idea, lejos de ser criticada, les ha valido un premio: a la Innovación, dentro de la categoría de arte visual que patrocina el Ministerio de Cultura de Rusia.

El puente Letéini de San Petersburgo es el escenario en el qye se puede ver el pene, al que definen como «un corte de mangas de 65 metros a todo el sistema de poder estatal». Por cierto, que lo pintaron entre nueve, en el tiempo más que récord de 23 segundos, aunque claro, a estas alturas, ya lo han borrado. ¿Qué te parece? No me digas que no es una idea de lo más original.

Vía| El periodico