Un pastel con mucha “pechonalidad”

Desde luego, no hay duda de que a más de uno le encantaría darle un bocado a este delicioso pastel… Está claro que es un pastel ideal, sobre todo para ellos.

Además de que tiene buena pinta, hay que reconocerlo, creo que es el pastel ideal para una despedida de soltero, ¿verdad? Aunque bueno, para algún que otro cumpleaños tampoco vendría mal.

Por cierto, no sabía yo eso de que ahora se lleva hacer fiestas en las que se celebra la pérdida de la virginidad. Seguro que para una de esas es también la alternativa ideal.