Un beso profundo ¿contagia?

besos.jpg

En los albores del SIDA, se desató algo menos que una psicosis respecto del contacto con personas que podían estar infectadas. Un apretón de manos, un beso en la mejilla y hasta compartir un mismo espacio fueron actividades que se “evitaban” con los enfermos por temor a un contagio.

El tiempo demostró que nada de esto era necesario pues la vía de contagio era primordialmente sexual. Sin embargo existen algunas situaciones que rozan el límite de lo “seguro“. ¿Puedes contagiarte VIH a través de un beso profundo?

No existen al respecto pruebas contundentes que así lo demuestren. Los expertos sostienen que – en caso de presentar virus en la saliva – estas cantidad serían tan insignificantes que no serían suficientes para posibilitar un contagio, y que además deberían confluir otros factores como heridas internas en la boca, llagas, etc.

De todos modos es recomendable evitar estas prácticas especialmente con compañeros sexuales ocasionales, y tomar algunos recaudos “prácticos” como NO cepillarse los dientes y NO usar hilo dental, antes de dar besos profundos debido al sangrado que suele suceder a estas acciones. Pero… ¿besos sin higiene bucal?… no gracias.