Tipos de pene, no todos son iguales

¿Te has planteado alguna vez que los penes no son todos iguales? Y no me refiero solamente a su tamaño, sino también a su forma. De hecho, los diferentes tipos de pene, dependiendo de la forma, atienden a una clasificación en la que cada tipo de pene recibe un nombre dependiendo de a qué recuerda su forma.

A ver si reconoces alguno…

  • Pene lápiz: más fino en la punta que en el resto, este tipo de pene es perfecto para practicar el sexo anal, ya que la introducción de la punta es mucho más fácil, lo que ayuda a la penetración.
  • Pene seta: con un glande mucho más ancho que el resto del pene, es un tipo de pene que gusta a muchas mujeres a la hora de mantener sexo oral.
  • Pene plátano: estrecho en el glande y en la base, y más ancho en el cuerpo, es un tipo de pene bastante común.
  • Pene cono: tiene forma de pirámide, ancho en la base, que se estrecha progresivamente hasta llegar al glande, muy adecuado para la penetración, puesto que ayuda a una dilatación progresiva.
  • Pene garra: aunque es poco común, este tipo de pene tiene el glande con una curva importante, en forma de garfio.
  • Con curvatura: este tipo de pene puede curvarse hacia arriba, hacia un lado… Se trata de uno de los tipos de pene más habituales y más comunes, aunque la verdad es que dependiendo de la curvatura, puede ser algo incómodo a la hora de la penetración.

Eso sí, lo que está claro es que sea cual sea el tipo de pene de cada persona, lo más importante es saber disfrutar de todo su potencial, aprovechando al máximo las cosas que se pueden hacer con cada uno. Al fin y al cabo, se trata simplemente de una cuestión de práctica.

Foto de entrebits