Soluciones a la sequedad vaginal

La sequedad vaginal es un problema al que se enfrentan muchas mujeres.

Por lo general, es bastante común en la menopausia, y suele afectar a la calidad de las relaciones sexuales e incluso puede acabar convirtiéndose en un problema a nivel psicológico.

Los estudios indican que de cada 4 mujeres con este problema, tan solo una consulta con su ginecólogo, es decir, un 25%.

La razón de la sequedad vaginal tiene que ver con el cambio en el nivel de estrógenos en la menopausia.

Picor, quemazón, escozor… son sus síntomas más destacados, además del dolor a la hora de mantener relaciones sexuales. Por lo general, se suele aplicar un tratamiento con estrógenos, que suele funcionar muy bien, ya que contribuye a la maduración del epitelio vaginal, aumentando su grosor, la secreción vaginal, restauran el PH normal…

También se suele recomendar la utilización de cremas vaginales e incluso anillos, que resuleven el problema de la sequedad, ayudando a la hora de mantener relaciones sexuales. De todas formas, un consejo: acude al ginecólogo, la solución es mucho más sencilla de lo que parece y la mejora en la calidad de tus relaciones sexuales será enorme.

Foto de el mañana