Sexo en lugares públicos, ¿por qué?

Seguro que, si no lo has hecho tú mismo alguna vez, has oído alguna batallita acerca de unas relaciones sexuales furtivas en un lugar público: unos probadores, en el coche, en la esquina de un callejón a medianoche, en una piscina, en la playa… Vamos, que los lugares son muchos y de lo más variados.

Pero, ¿por qué nos gusta esto de hacer el amor en sitios públicos? Pues porque existe el factor riesgo. El riesgo de que nos pillen y de ser descubiertos produce una secreción enorme de adrenalina, algo que hace que la relación sexual sea mucho más placentera.

Lo cierto es que muchas parejas recurren a esta alternativa cuando quieren añadir un poco de motivación a su vida sexual, cuando esta cae en la rutina. Y por cierto, un dato: este tipo de relaciones se suelen dar más con parejas desconocidas que con nuestra pareja habitual.

Y es que puestos con el morbo, da más morbo lo del sexo loco con un desconocido. Claro, que luego ya, son opciones personales. 😉

Foto de famosos y famosas