Sexo del bueno, ¿dónde?

ascensor.jpg

Uno de los apartados que merecen especial atención en el mundo de la sexualidad es el lugar para el sexo.

Tradicionalmente se asocia «sexo» con «cama«, pero esto es parte de un cliché que muchos creen es «lo común» o «lo normal». Pero los lugares para el sexo son tan diversos como te lo permita tu imaginación. ¿Cuál eliges tú?

Ducha: el sexo bajo una tibia corriente de agua fluyendo es una experiencia que todos debieran probar. Se puede potenciar con el uso de jabones perfumados, gel de ducha, etc.

Ascensor: la adrenalina que se genera en esta experiencia te hará querer repetirla una y otra vez. Tú eliges si llevar el ascensor hasta un piso poco visitado y en el cual podrías ser descubierto o bien si detener el elevador entre pisos y aprovechar al máximo el reducido espacio.

Playa: la luz de la luna reflejada en el mar, la suave brisa salada, la espuma mojando tus pies, ¿quién podría resistirse?

Es cierto que el lugar no es demasiado importante si el sexo es bueno, pero una buena locación estimula tus sentidos y puede hacer que tu sesión erótica sea inolvidable.