Los calvos y el mito de su potencia sexual

david-beckham-01.jpg

Desde que se puso de moda el “metro sexual“, muchos hombres eligen depilar su cuerpo porque las mujeres los encuentran más sexys.

Pero desde siempre los calvos han gozado de un prestigio que tiene más de mito que realidad, sin llegar a ser totalmente falso.

Es común escuchar que los hombres pelados son más viriles y sexuales. Esto es una verdad a medias alimentada por los propios calvos para justificar su reluciente cráneo.

Un alto nivel de testosterona provoca la caída del cabello, esto es cierto. Sucede que la hormona masculina en combinación con otros factores produce la aniquilación del bulbo piloso en la cabeza de los caballeros.

Hay algunas encuestas que declaran que los hombres sin cabello exteriorizan más su sexualidad, lo cual no significa que sean más viriles. Simplemente se manifiestan más.

Mito o realidad, las mujeres consultadas afirman que les resultan más atractivos los hombres que lucen una calva prominente o que deciden raparse, a muchos “carilindos” de largas cabelleras.

Ya lo sabes. Si tú varón, tienes un cráneo a la vista, lúcelo con orgullo y aprovecha tantos siglos de “buena prensa” para sacar el máximo partido.