Sexo con un esqueleto

No es la primera vez, ni mucho menos, que hablamos de costumbres sexuales un tanto extrañas. Personas que tienen sexo con su propio coche (si, no en un coche, que es muy diferente), gente que disfruta haciendo el amor en los sitios más insospechados o incluso mil curiosas historias sobre sexo con animales, como aquel joven que violó al pato de sus suegros

A pesar de todo, cuando nos encontramos con historias como esta, no dejamos de sorprendernos. Esta vez ha sido una joven sueca de 37 años la que se ha convertido en el centro de la polémica por culpa de un extraño episodio con un esqueleto.

Según fuentes policiales, una mujer ha sido detenida por tener en su casa una serie de huesos humanos y un esqueleto que había reconstruido sobre el suelo. Y no solo eso: tenía bolsas para cadáveres, fotos de la morgue y dos CDs de lo más escalofriantes, con los títulos Mi necrofilia y Mi primera experiencia.

Parece que la mujer disponía de un código de acceso a un depósito para cadáveres, el lugar en el que habría conseguido los huesos. Esta mujer ya había reclamado en Internet el derecho a convivir con un esqueleto, asegurando cosas como esta: «Quiero a un hombre tal y como es, ya sea vivo o muerto. A su lado, encuentro la felicidad sexual».

Desde luego, parece que la mujer no está muy bien de la cabeza, eso está claro, pero el hecho de tener algún tipo de transtorno no será razón para que no pague con las consecuencias de lo que ha hecho. Sin duda, hay que reconocer que la historia es de lo más escabrosa, ¿no crees?

Vía| Televisa