Semen para rituales en Zimbawe

No es la primera vez que hablamos del semen y de las propiedades que le atribuyen algunas culturas.

Y un ejemplo de ellos es lo que sucede en Zimbawe, donde se utiliza el semen para rituales. Para conseguirlo, se utilizan unas técnicas de lo más curiosas. Susan Dhliwayo lo sabe bien, y es que le pasó algo de lo más curioso: detuvo su coche para subir a unos hombres en la carretera y le dijeron que no, que tenían miedo. Esto es lo que explica la joven: “Ahora los hombres le temen a las mujeres. Me dijeron ‘no podemos ir contigo porque no confiamos en ti'”.

Y es que según cuenta la prensa de Zimbawe, hay merodeadores de las carreteras que han sido drogados y obligados a tomar estimulantes sexuales, a golpe de pistola o cuchillo, para mantener relaciones sexuales. Después, se les deja tirados en la carretera. Esto suena raro, pero es que hace ya varios años que se viene hablando de las “cazadoras de semen”.

La policía explica: “No tenemos el número exacto de casos confirmados. Estos ocurren por lo general cuando las víctimas se encontraban pidiendo aventón y abordaron vehículos privados. Por eso les recomendamos a usar el transporte público”.

Se supone que el semen extraído se utiliza para rituales como el “juju”, que tiene como objetivo atraer la buena fortuna. Watch Ruparanganda, un importante sociólogo de la Universidad de Zimbabwe, asegura que este tipo de rituales pueden ser muy lucrativos y explicaba que el semen se estaba convirtiendo en una moneda de cambio. De hecho, las prostitutas les pedían a los hombres que les entregaran los preservativos usados después de tener sexo.

Las violaciones de las “cazadoras de semen” han puesto en guardia a muchos hombres y aunque se detuvo a tres mujeres, que aún no han sido juzgadas, este tipo de casos no ha desaparecido y se están convirtiendo en toda una preocupación, sobre todo, porque el fin último está relacionado con la brujería.

Vía| El Universal