Se puede ver porno en la biblioteca

Si estás en Nueva York, claro.

Seguro que a más de uno le va a encantar esta noticia.  Ahora, se puede navegar en la red buscando contenido pornográfico desde las bibliotecas públicas neoyorquinas, que por cierto, son más de 200.

Todo ello teniendo en cuenta la Primera Enmienda de la Constitución Estadounidense y la Libertad de Expresión, mediante la cual los responsables de las bibliotecas no pueden impedir que los usuarios -adultos, claro- visualicen este tipo de páginas.

Según lo que indica la ley, la única posibilidad es instalar filtros que bloqueen contenidos ilegales, como puede ser la pornografía infantil.

Aunque por otro lado, una persona de más de 17 años puede también desactivar los filtros o pedir que no se coloquen, con lo que estaríamos como al principio. Según la normativa actual, «La biblioteca no puede y no garantiza que el software de filtrado bloquee contenidos obscenos, pornografía infantil o materiales que puedan resultar ofensivos a menores de edad».

La portavoz de la Biblioteca Pública de Nueva York lo explica muy claramente: «La Primera Enmienda protege la libertad de expresión. No se puede impedir que usuarios adultos accedan a contenidos pornográficos considerados legales».

Seguro que más de uno está encantado…

Vía| Abc

Foto de Pijama surf