¿Se hace obsoleto el 90-60-90?

Esta secuencia de numeritos trae de cabeza a no pocas mujeres en el mundo. Ellas son esclavas de una sociedad en el que impera más el envase que el contenido, y tienen que lidiar con los cánones estéticos del momento. En el Barroco se adoraba a las mujeres con carnes, en la Belle Epoque las damas recatadas con camiseta y canesú, en los 70 el culto a lo natural… Y hoy día ¿el 90-60-90 deja de ser vigente?

Un artículo de Daily Mirror (un diario sensacionalista británico) habla de que más que medidas, lo que hace bella a una mujer es la proporción. Una chica que mida menos de 1,60 y tenga una talla de pecho de más de 105C no está proporcionada, por ejemplo. No entraré a valorar eso, hay mujeres a las que les sienta bien un pecho pequeño y una bonita cintura y otras tienen un pecho de escándalo y culo de botella de perfume.

Según el artículo, la mujer que encarna el ideal de belleza es la modelo Kelly Brook. No sé si encarnará el ideal de belleza o no, pero la niña está tan buena que pide mojar el pan y mucho más (la foto se amplía, que he pensado en todo). Dicen que la relación cintura-caderas establece la proporción “del deseo”. A partir de ahí, que cada cual piense lo que prefiera.

Aunque el cuerpo sea lo primero que entra al cerebro, lo cierto es que la auténtica belleza reside en la persona. Una tía puede estar buenísima y luego ser una hija de puta, a la vez, un hombre deseado puede ser un auténtico cerdo, no hay distinciones entre sexos.

En resumen: para ser bello, hay que ser bello a los ojos de quien mira.

Enlace: ¿Cuál es la silueta perfecta según la ciencia?