Para el frío, sexo

Estamos en pleno invierno, y aunque queda poco para la primavera, acabo de descubrir un remedio perfecto para terminar de pasar estos meses de la mejor manera posible.

Y es que si hay una época ideal para mantener relaciones sexuales, es sin duda el invierno. Y eso, que se trata de una temporada del año en la que el deseo sexual disminuye. Esto tendría una explicación, según la Dra Margaret Austen, de la Universidad de Tasmania: “La hibernación provoca que el metabolismo y el deseo sexual se desaceleren”.

Por otro lado, hay una tendencia sociocultural que tiene una importante influencia en nuestro comportamiento: con la llegada del frío, tendemos a guarecernos, a quedarnos más en casa, a hacer cosas menos activas…

Y claro, así las cosas, el invierno se convierte en el momento ideal para tener sexo, ¿o no? Y es que todo el día en casa, al final, las personas buscamos el contacto que, por cierto, supone el incremento mutuo de las temperaturas corporales (no es una invención, la física apoya que dos cuerpos comparten temperatura hasta igualarse, y después, incrementan el promedio).

Así las cosas, el contacto entre los cuerpos hace que aumenten las hormonas que fomentan el deseo sexual, como indica un estudio de la Universidad de Illinois: “El contacto piel a piel incrementa los niveles de oxitocina, la hormona femenina del bienestar, que actúa como un afrodisiaco”.

Así que ya lo sabes, nada de que hace mucho frío, ¡ya no te vale como excusa! El sexo es un buen remedio contra el frío y además, ¿se te ocurre algo más placentero? Por cierto, si te atreves, abre las ventanas de la habitación cuando estés haciendo el amor con tu pareja, el contraste del calor con el frío puede ser toda una experiencia, por no hablar de sus beneficios para la circulación… 😛

Vía| Pijama surf

Foto de noticias 365