Pagar por sexo con una muñeca

Robótica, eso sí.

Parece ser que esta es ni más ni menos que la última tendencia en Japón, donde se está poniendo muy de moda lo de tener sexo con muñecas semirobóticas. ¿Qué te parece? Desde luego, no deja de ser llamativo y puede parecer una tontería, pero no lo es tanto.

Y es que no todo el mundo de puede permitir tener una de estas muñecas, que son casi reales y que cuestan una fortuna, así que pagar por tener sexo con ellas es una opción por la que apuestan muchos.

Una de estas muñecas puede costar en torno a los 6.000 dólares (unos 4.536 euros) así que los burdeles japoneses han visto todo un filón. Por lo general, los clientes de estas muñecas son hombres tímidos que tendrían problemas para tener sexo con mujeres de verdad, y se sienten más cómodos con una de estas muñecas.

Además, son muchos los clientes que se llevan su ropa y complementos para las muñecas, ya que así consiguen acercarla más a sus fantasías.

Vía| Grupo neva