Onán, el hombre que dio origen al onanismo

Si hablamos del onanismo, a lo mejor tienes alguna que otra duda, pero si te digo que el tema de hoy es la masturbación, seguro que lo tienes mucho más claro. Y es que el término onanismo viene de Onán, un personaje bíblico cuya historia ha dado lugar a este término que define la masturbación a uno mismo, no a una pareja.

Te cuento la historia y me dices si, en tu opinión, tiene mucho que ver o no con el sentido que ha acabado tomando el término.

Según la ley judía, Onán tuvo que casarse con Tamar, que era la viuda de su hermano mayor. Si tenían un hijo, este sería considerado hijo tardo de su hermano, y no suyo, por cuestiones de herencias y demás. Si naciera este hijo, Onán perdería los derechos a heredar, así que se le ocurrió una idea.

Cada vez que tenía relaciones sexuales con Tamar, eyaculaba en la tierra para evitar el embarazo. Al final, la cosa acaba con bastante justicia poética: Dios lo mató por su maldad.

El caso es que pensándolo bien, ¿tiene mucho que ver esto con la masturbación?

Foto de wikimedia