Obsesionado con el sexo

Desde luego, hay que ver cómo se ponen algunos animales cuando llega la época del celo… Sobre todo, el ratón marsupial, que cuando llega esa época, solo vive para el sexo.

Con la libido por las nubes, es capaz de montar durante dos horas. Y claro, como ni come, ni bebe ni nada por el estilo, pues claro, al final, toca pagar las consecuencias…

Pues nada, al menos, que sirva de moraleja… 😉

Vía| Meridianos