No más gimnasia, sólo un par de tacones altos

shoes.jpg

Desde la aparición de los tacones altos en el vestuario femenino ha recibido críticas y detractores desde sus mismos orígenes, hace ya varios miles de años.

Que la columna se resiente, que no es una posición natural para los pies y por lo tanto se cansan y duelen, que les impide moverse con soltura, en fin, un sinnumero de “desventajas” podrían citarse al respecto.

Pero recién ahora una uróloga italiana María Cerruto, ha dado a conocer un estudio que demostraría que el uso de los tacones altos repercute en grandes beneficios para los músculos de la pelvis, mejorando de este modo el rendimiento sexual.

El estudio, realizado entre 66 mujeres menores a 50 años, demostró que aquellas que usaban calzado con una elevación de hasta 15 grados respecto del suelo, presentaban menor actividad eléctrica en los músculos pélvicos (es decir que se hallan en una posición correcta) a la vez que no mostraban desventaja sobre aquellas que usaban zapatos bajos.

ig1944highheels-obsession-posteres.jpg

En caso que esta información fuera certera, las mujeres podrían tonificar y ejercitar, los músculos del suelo pélvico sin más ejercicio que un par de zapatos de tacón.